Proteger y restaurar a niños y niñas

Niños y niñas abandonados, maltratados, abusados y huérfanos que encuentran entre nosotros un hogar de amor y protección. Aquí reciben la oportunidad de superar sus profundas heridas emocionales. A través de un ambiente armonioso y seguro de la familia; les devolvemos su dignidad y fortalecemos su identidad. Les enseñamos los principios bíblicos sin manipularles. Les brindamos la oportunidad de conocer a Dios personalmente y poder compartir el amor que recibieron a otros.

Ayudar a familias

Ayudamos a familias a encontrarse de nuevo y a tener y mantener relaciones sanas, logrando en ellas sanidad intrafamiliar. Y les capacitamos en cómo educar a sus hijos en amor.