Colombia - Un país emergente

Colombia es un país emergente con un crecimiento económico por encima del promedio. Hace poco Medellín fue elegido como la ciudad más innovadora del mundo del año 2012 frente a Nueva York y Tel Aviv. Muchas iglesias tienen proyectos en comunas y hay organizaciones sin ánimo de lucro que ayudan a los pobres, a los menos favorecidos especialmente a niños y niñas. Pero vemos que mientras más hay ayuda para este tipo de población, siempre es necesario de más personas que quieran ayudar, y así lograr más: Dejando huellas positivas y perdurables en la estructura social de este país y así dar a las nuevas generaciones una nueva perspectiva.

 

En un país emergente la diferencia entre ricos y pobres es muy marcada, y la clase media es pequeña. Los colegios públicos a menudo no son tan buenos en valores y académicamente y para colegios privados se paga demasiado. Solo los más privilegiados pueden mandar sus hijos a colegios privados, los cuales brindan mejores oportunidades en una carrera profesional. Los menos privilegiados, que no pueden pagar a sus hijos una mejor educación, tienen que ir a instituciones no tan reconocidas y quedan muchas veces después de su graduación sin trabajo. Ellos deben tomar un trabajo diferente a sus estudios donde no ganan más que el sueldo mínimo (alrededor de 320 dólares estadounidenses). Con este sueldo ni siquiera una sola persona puede sobrevivir, a menos que vivan en uno de los barrios populares o invasiones, en los cuales la mayoría de la gente no tiene ningún proyecto de vida. Por esta razón en estos barrios es común el tráfico de drogas, prostitución, violencia y pandillas. El conflicto interno promueve la violencia. A través del narcotráfico se formó la cultura de ganar dinero fácil y rápido. La gente quiere ganar mucha plata con poco esfuerzo. Esta es una de las causas de la violencia que hace parte del diario vivir.

 

El machismo es también uno de los problemas. Muchos niños crecen sin padre o una madre. Así especialmente las niñas no reciben afirmación de un papá amoroso y son consideradas inferiores. Tan pronto cuando llegan a la adolescencia las niñas buscan la afirmación masculina y el amor entre los varones adolescentes. Ellas se dejan engañar con palabras lindas y así pronto quedan embarazadas. Además hay muchas niñas que no tienen otra perspectiva de la vida, sino solo el deseo de concebir bebes. Ellas desean en su decepción y dolor tener algo propio, algo que solo es de ellas y algo que llena su vacío de amor en sus corazones. Los hombres no asumen su responsabilidad como padres y desaparecen dejándolas solas.

 

Y es así cómo una nueva generación sin esperanzas y sin visión en la vida está creciendo en los barrios populares. Las mamas muchas veces están ausentes de sus hogares todo el día y a veces también en la noche, mientras que los niños se quedan en las calles. Ellos prácticamente viven en la calle y pronto se involucran en las drogas, en prostitución y pandillas. Estos niños se llaman niños pre-calle; es decir que son diferentes a los niños que viven permanentemente en la calle, a estos se les denomina: niños de la calle. A estas comunidades disfuncionales queremos dar el ejemplo de una familia funcional. Para qué en el futuro Colombia sea influenciada de una manera positiva.