Objetivo General

La Corporación Restaurando Vidas Formando Familias protege a niños y niñas abandonados, maltratos, abusados y huérfanos en un entorno familiar. Acompañamos su sanidad emocional, espiritual y física y garantizamos sus derechos fundamentales. Cuando sea posible facilitamos su reintegración familiar, creando espacios que brindan a las familias disfuncionales o en conflictos un acompañamiento restaurativo de forma integral.

 


Objetivos específicos

  • Llevar el amor de Dios a niños y niñas abandonados, maltratados, abusados y húerfanos, para que a través de los valores y principios bíblicos sean personas de bien y útiles a la sociedad.

 

  • Proteger a niños y niñas que estén en situación de riesgo, proveyendoles un hogar familiar seguro donde puedan crecer sanamente y desarrollarse en la mejor manera. Sus derechos fundamentales de amor, protección y aceptación son cubiertos. Ademas llegan a conocer valores y principios bíblicos, límites y reglas sensatas y reciben vivienda, alimentación y educación.

 

  • Restaurar de manera integral a niños y niñas vulnerados para que sean personas alegres, solidarios y seguros de sí mismos y para que sean conscientes de sus fortalezas y debilidades y tendrán una identidad fuerte.

 

  • Modelar a niños, niñas y jóvenes lo que es un hogar familiar funcional para que sean empoderados de romper la cadena generacional de familias disfuncionales, de tal manera que puedan establecer mantrimonios sanos, perpetuos y llenos de valores, fundar hogares funcionales y ser buenos padres y madres.

 

  • Formar el carácter de los niños, niñas y jóvenes através de la Palabra de Dios y una educación amorosa y firme, para que no solo su comportamiento temporalmente sea corregido, sino que su forma de pensar, sentimientos, creencias y cosmovisión sea transformadas de manera positiva y permanente.

 

  • Capacitar y educar a niños, niñas y jóvenes hacia la independencia para que pueden tomar buenas decisiones, asumir responsabilidades y las consecuencias de sus propias decisiones, para que ellos mismos sean capaces de afrontar la vida.

 

  • Restaurar, reconciliar y reunir con un acompañamiento pastoral y/o profesional a hogares de familias disfuncionales o en conflicto, para que sean familias funcionales con principios bíblicos en las cuales cada miembro asuma su rol con amor, entrega y responsabilidad.

 

  • Promoveer condiciones de reconciliación de cada individuo con su creador, entre cónyuge y entre pardres y sus hijos e hijas.

 

  • Capacitar a padres acerca de cómo educar y corregir a sus hijos e hijas en amor.